Viajar sola me hizo dulcemente fuerte.

Este año cumplí 30 y como cada cinco años nos ocurre a la mayoría, sentí que era el final de una etapa y el comienzo de otra. Tomando eso como excusa y agarrando impulso por otras razones, en marzo compré mi boleto para viajar a Nueva York, esa ciudad había sido el #1 de mi…

Renovación o muerte

¿Qué tienen los viajes que producen tanta alegría? Aún el más breve sugiere algo a modo de renovación o de muerte. Alejandra Pizarnik. 1956. Hace un mes viajamos con mi novio a una isla a 680 km de casa, ha sido lo más cercano que he estado del paraíso. Después de casi dos horas de vaivén…